DESAPARECE TRAS UN MENSAJE DE MADRUGADA LA JOVEN YEMENÍ AMENA ALI AMENAZADA DE MUERTE POR SU FAMILIA

“LUEGO, INTENTARON ENCONTRARME Y ME LLAMABAN PARA AMENAZARME CON QUE O REGRESABA CON ELLOS O ME SECUESTRARÍAN Y ASESINARÍAN POR MANCHAR EL HONOR DE LA FAMILIA”



Desde Women by Women hemos seguido de cerca el caso de Amena. Tanto Noor Ammar Lamarty, fundadora de la revista, como Marta Millán Fernández y Belén López, además de colaboradoras externas tales como Anna Prats han estado contribuyendo en la ayuda a Amena para salir de Egipto y tramitar su asilo, manteniendo contacto estrecho con la misma y con otras plataformas.


“Soy Amena Ali, una solicitante de asilo registrada en el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los refugiados en Egipto. Mi vida está en peligro. Mi familia está intentando secuestrarme y hacerme daño”. Así empieza el vídeo de socorro publicado en su cuenta de Twitter esta semana por Amena Ali, una mujer yemení de 27 años refugiada en Egipto.


Fuente: @amena_ali1


La pandemia de COVID-19 está impactando directamente en la velocidad de gestión de las solicitudes de asilo político, ralentizando aún más un proceso que es ya lento de por sí. En el caso de Amena podría tardar años, mientras el peligro hacia su integridad física no hace más que aumentar: “últimamente han empezado a buscarme mis tíos, incluido el hermano de mi madre, que es embajador de Yemen en Marruecos”.


Por eso, decidió lanzar un grito de socorro, grabándose en vídeo sin ocultar su rostro e iniciando el hashtag #saveamena, después de huir de su familia, que la había casado a los 15 años con su primo, mucho mayor que ella, y que le impidió continuar con sus estudios. Después de un intento de huida, su familia la encarceló durante casi un año en una pequeña habitación, impidiéndole incluso ir al baño.


“Sin embargo, logré escapar durante una visita familiar a Egipto, perdiendo mi pasaporte en el proceso”, cuenta en un hilo de Twitter, “Luego, intentaron encontrarme y me llamaban para amenazarme con que o regresaba con ellos me secuestrarían y asesinarían por manchar el honor de la familia”.


El 10 de marzo, la cuenta de Twitter “Yemeni Feminist Voice” anunció que Amena había tratado de quitarse la vida, por lo que estuvo ingresada en un hospital de Egipto durante varios días. Afortunadamente logró sobrevivir y lanzó un mensaje desde su cuenta de Twitter: “Seguiré respirando aunque sea difícil. Continuaré por este camino incluso aunque esté lleno de baches".


Fuente: Yemeni Feminist Voice @YeFeministVoice


Women by Women, que llevaba la investigación del caso de Amena Ali, ha perdido el contacto con la misma la madrugada del 30 de marzo, tras un breve y angustioso mensaje de audio a las 3:47 a.m. en el que informaba de que su refugio hasta la fecha había dejado de ser seguro. Su padre la ha encontrado, Amena ha recibido la información de que su progenitor está en Egipto y puede dar con ella desde la Embajada de Yemen en Egipto. Amena se encuentra en paradero desconocido en riesgo inminente de secuestro y muerte.


Desde Women by Women, Noor Ammar Lamarty, fundadora y Presidenta, ha contactado con la Embajada de Yemen en Madrid, tras horas preocupantes sin respuesta de Amena, siendo imposible localizarla por ninguna de las vías con la que hemos estado en contacto con ella durante estos días. Desde la Embajada han pedido los datos del caso, sugiriendo enviar ellos mismos un comunicado a la Embajada de Yemen en el Cairo, Egipto. No tenemos noticias de que este comunicado se haya producido.


A primera hora de la tarde Noor A. Lamarty ha vuelto a contactar a la Embajada sin recibir respuesta alguna, simplemente han dado un largo silencio.


Pasadas más de 14 horas desde el último mensaje de Amena, en el que expresaba claramente y en un estado de desesperación el grave riesgo en el que se encuentra, seguimos sin hallar ninguna vía de contacto fructífera.